Encontrar el amor online está al alcance de todos

Es 2017, ¿y aún no has probado a buscar el amor online? ¡Es el momento perfecto! No sé exactamente qué sentimientos te despierta la idea: puede ser que miedo por tu seguridad, puede ser que te niegues a admitir que necesitas ayuda en tu vida amorosa, o simplemente puede que te pueda la presión del “estigma” que parece haber alrededor de la industria.

Sea lo que sea, aquí estamos para asegurarte que tales miedos no tienen fundamento alguno: probar los sitios webs de citas es, sin duda, la mejor forma de expandir tu círculo y conocer a medias naranjas en potencia.

¿Es seguro?

Vamos primero al tema de la seguridad. Todos hemos escuchado historias sobre gente a la que le han estafado pequeñas fortunas en nosequé web, e incluso hay historias sobre gente secuestrada o algo peor.

Lo primero a tener en cuenta es que es muy sencillo evitar este tipo de situaciones si tomas precauciones. Muchas webs ofrecen sistemas de verificación, lo que te asegura que la persona con la que estás hablando es realmente la que dice ser. Otras webs ofrecen un servicio de llamadas anónimo, lo que te permite llamar a alguien sin tener que revelar tu número.

Todas estas funciones tienen como objetivo mantenerte seguro, pero también hay consejos y recomendaciones a tener en cuenta cuando vamos a nuestra primera cita con alguien.

>> ¡Encuentra el amor! <<

Queda siempre en un lugar público e informa a algún amigo o familiar de con quién vas a ir y en qué página web os has conocido. También diles a dónde pensáis ir y sobre qué hora crees que volverás. Un último consejo: bebe con moderación. Todos nos ponemos nerviosos, pero beber demasiado puede nublar tu sentido común y ponerte en desventaja.

¿Funciona?

La respuesta más honesta que puedo darte es: si no funcionase, no sería una industria multimillonaria.

Cada uno tenemos un círculo de amistades y conocidos de unas 150 personas. De esas 150, la mitad estará casada o con pareja, y la mitad de esa mitad será demasiado mayor o demasiado joven para nosotros. Esto nos deja con unas 30 personas con las que podríamos tener una relación, pero si aún reducimos más el número y excluimos a aquellos que no se ajusten a nuestros gustos personales, podemos ver lo rápido que se agotan nuestras posibilidades de conocer a alguien.

El éxito de las plataformas de citas online se debe principalmente a que hacen que esas posibilidades se disparen.

>> ¡Encuentra el amor! <<

Al ampliar nuestros horizontes, ampliamos también el número de personas entre las que podemos escoger, y a más opciones tengamos, más probabilidad tenemos de encontrar a esa persona especial. Gracias a lo que ha avanzado la tecnología en este tipo de webs, la mayor parte del trabajo sucio ya está hecho: por ejemplo, gracias al test de personalidad en páginas como EliteSingles, se nos presentan sólo aquellos perfiles que son compatibles con nosotros. Mucho mejor que los anuncios de contactos en los periódicos, ¿o no?

Pero me da vergüenza…

Tengo una teoría de mi propia cosecha sobre el origen del estigma de las plataformas de citas online: en sus comienzos, eran algo a lo que sólo aquellos con acceso a la tecnología podían acceder. Esta gente era, en su mayoría, estudiantes de informática, y eran pues hombres con poca habilidad social, con intereses como juegos de mesa o coleccionar figuritas de acción, que vivían con sus padres y con unos hábitos de higiene cuestionables. Por supuesto, estoy exagerando y estereotipando muchísimo (principalmente para favorecer mi teoría), pero lo que quiero decir en realidad es que, como se puede imaginar, ha llovido mucho desde entonces.

Te alegrará saber que es algo que, a día de hoy, ha probado un 15% de los estadounidenses, y que de ese porcentaje, el 80% acabó encantado. Esto se refleja en el informe de 2015 de PEW Research Center. Teniendo en cuenta cómo ha crecido la popularidad de las webs para encontrar el amor, como EliteSingles, podemos imaginar que estas cifras no han hecho más que crecer en estos años.

Así pues, buscar el amor online está hoy en día mucho más aceptado por la sociedad, y su estigma está en extinción.

Comentarios